Seleccionar página

Estoy harto de escuchar que queremos que Guadalupe sea extremeña. Yo soy de Guadalupe y soy extremeño, o al menos eso he pensado siempre.

Cuando el pasado día 8 vi una pancarta que ponía “Guadalupe Extremeña YA” me pregunté que educación de mierda me habian dado en el colegio, donde yo aprendí que mi pueblo pertenecía a la comunidad de Extremadura, tampoco entiendo como nos dejan votar en las elecciones al parlamento extremeño o por que en el Ayuntamiento de mi pueblo está la verde blanca y negra.

Parece ser que ahora pertenezco a Castilla La Mancha, pero tampoco está muy claro, así que puestos a pedir pertenencia, yo quiero pertenecer a Canarias, porque su bandera es casi como la de Guadalupe (solo habría que añadirle una franja amarilla) lo cual no saldría muy barato oyes. Además tendríamos playa, clima tropical y nos mencionarían a todas horas en la radio y en la televisión: “una hora menos en Canarias y Guadalupe” y ese acento tan característico que me encanta. Ya estoy viendo a los sabandeños cantando la jota de Guadalupe en la plaza.  Y por si esto fuese poco, Monago podría coger sus cruceros para reflexionar aquí cerquita.