Seleccionar página

Mira que me he quejado y me sigo quejando con el tema del botellón cacereño. No por tener que hacerlo en el recinto hípico sino por el “acondicionamiento” que este tiene; pero después de leer que en el pueblo gallego de Nova los jóvenes se van a hacer botellón al cementerio para compaginar así el “descanso” de los vecinos con el bullicio de las copas, me lo pensaré dos veces antes de decir nada del hípico.

Ya lo dijo Mecano, No es serio este cementerio: