Seleccionar página

San Jorge’08 marcará un punto de inflexión en cuanto a organización del desfile y posterior representación en la plaza se refiere.

Atrás quedan los cutre desfiles de años anteriores con Moros y Cristianos descordinados, ataviados con los relojes casio y zapatillas Puma, cada uno de su padre y de su madre sin saber muy bien que hacer más allá de saludar a todos los amigos que se encontraban por el recorrido.

Destacable la coordinación de todo el desfile que llegó con puntualidad a la plaza mayor (algo a lo que estabamos poco acostumbrados), las pantallas gigantes de la plaza hicieron que la gente pudiera ver el desfile y la representación frente al ayuntamiento sin problemas.

Las mejoras del desfile:

  • Princesas moras y cristianas a caballo abriendo sus respectivas comitivas
  • El dragón iba en el suelo tirado por 4 esclavos: Chapó por la idea, atrás quedó el feo ranger rover que tiraba del dragón, eso si que era un monstruo.
  • Vestuario cuidado y renovado de la cabeza a los pies
  • Un dragón ni moro ni cristiano, custodiado por una especie de templarios perfectamente ataviados con capuchas.
  • Varias plataformas con representaciones en vivo, al igual que el dragón iban tiradas por esclavos y no por “toterrenos”
  • Como cierre una banda de cornetas y tambores (Cáceres 2016 creo) disfrazada. ¿Y la banda municipal de música? ¿donde estaba este año?

En definitiva un buen San Jorge, un desfile especialmente vistoso y bien coordinado en el que quizás se echa en falta una mayor implicación de los ciudadanos de Cáceres para poco a poco ir haciendo un desfile más numeroso en el que la gente no solo se agolpe en los laterales de la calle sino también formando parte de la propia comitiva.