Aldeacentenera

Estándar

Pese a ser una localidad que tenía muy cerquita de Guadalupe, tardé bastante en conocer Aldeacentenera. Fue hace algunos años, cuando de la mano de Sergio fundamos allí la Agrupación local de Juventudes. Ya ha llovido, el secretario provincial de JJSS por aquellos entonces era un joven César Ramos sin entradas en la frente. Muchos de los que ahora están en juventudes no habían cambiado los dientes de leche y casi me atrevería a decir que algunos de los que acaban de entrar no habían ni nacido.

Desde el principio se notaba que aquello era un pueblo con una magia especial, de otra pasta. La casa de cultura se llamaba (y se llama) Pablo Iglesias, y en la plaza del pueblo se podía ver un Libro de hierro con una poesía en homenaje a Pablo Naranjo, el cual da nombre a unos premios que celebran anualmente en la localidad.

Kiko, su alcalde, siempre te cuenta primero cuales son los proyectos que tiene para acto seguido contar todas las cosas que han hecho últimamente, no sin dejar siempre un toque reivindicativo para su pueblo, para su comarca y para las zonas rurales de Extremadura.

Hace unas semanas les han comunicado que les cierran el PAC (Punto de Atención Continuada), que para que nos entendamos no es otra cosa sino las urgencias sanitarias del pueblo. Por lo visto, para la Junta de Extremadura el Gobierno de Extremadura, la salud de los vecinos de Aldeacentenera y alrededores no es algo rentable.

 

Y aquí es donde viene todo un ejemplo de unidad y de acción de un pueblo dispuesto a luchar por su futuro. El día que cerraban el PAC centenares de vecinos se presentaron en las puertas del mismo para impedir su cierre, hubo vecinos que hasta se metieron debajo de la ambulancia para impedir que se marchase y desde el día 1 de Junio han organizado turnos para impedir que algún funcionario del Gobierno de Extremadura pase por allí a cerrarles y tapiarles el PAC. Lo cuentan desde un grupo que han creado en Facebook. Allí se puede ver como van las jornadas y los cambios de turno. 24h al día, un pueblo entero que ha tomado el centro.

No dejan de poner pancartas por todos lados, ayer colocaron un gran lazo negro en la torre de la iglesia y este sábado organizan un concierto en solidaridad con el pueblo. Hasta hay ya voluntarios que se han ofrecido para crear un PAC autogestionado.

Mal vamos si a estas alturas empezamos a ver la sanidad o la educación como gastos. Hay cosas que no se tocan, con las que no se hace negocio. Un médico en Aldeacentenera salva vidas, luego jamás nadie podrá decir que no es rentable o sostenible.

Algunos tienen su hoja de ruta marcada, lo tienen claro: recortar en sanidad y educación para que esta sea cada vez más deficitaria y empuje al ciudadano que pueda permitirselo a tener que asistir a la sanidad o la educación privada, quedando la pública para la beneficiencia. Y cuando esto sea así, ¿que empresa querrá montar un centro de salud o un colegio en un pueblo de 800 habitantes?

Por si esto no fuese poco:

El mayor grupo empresarial de sanidad, que se está quedando con la gestión de los hospitales públicos en Madrid, Castilla la Mancha o Valencia, se llama CAPIO. Les invito a que busquen un Rato en google quien está detrás de esta empresa, igual se llevan una sorpresa que les da algunos Dolores.

Toda mi solidaridad y apoyo al pueblo de Aldeacentenera, hoy son ellos, mañana puede ser mi pueblo, pasado puede ser el centro de salud de tu barrio.