Olof Palme

tumba de Olof Palme en Estocolmo, Suecia
Estándar

tumba de Olof Palme en Estocolmo, SueciaTal día como hoy de 1986 fue asesinado Olof Palme al salir del cine con su mujer en Estocolmo. Palme era en aquel momento el Primer Ministro del País y todo un referente para la socialdemocracia europea.  Nunca se ha terminado de esclarecer quien estaba detrás de su asesinato. Un asesinato a quemarropa a un primer ministro que salía del cine con su mujer, sin guardaespaldas ni parafernalia de seguridad alguna. Algo impensable cuando uno sale de la mentalidad de los países nórdicos.

Pasé este verano un par de días en Estocolmo, y la guía no paraba de referirse a Palme cuando hablaba de las formas de vida de los suecos y de la construcción de su estado del bienestar. En unos tiempos en los que la política se ha desprestigiado a sí misma hasta ser considerada uno de los principales problemas por la ciudadanía, y en una época en la que la izquierda en general ha pasado de ser la vanguardia del progreso a estar en estado de shock, conviene pararse a mirar un poco atrás para ver a otros políticos como Palme, que  tanto ayudó al socialismo español cuando este estaba en el exilio.

Palme era el dirigente del país que tenía el mejor nivel de vida del mundo, y le tocó enfrentarse al liberalismo más feroz en pleno apogeo, defendiendo firmemente que nadie es libre si no tiene por lo menos un piso de salud, educación y certidumbre económica y seguridad jurídica. El afirmaba que si se imponía el modelo de Tahtcher  y Reagan, a más tardar en 30 años tendríamos una de las peores crisis porque el modelo estaba basado en el egoísmo. Tendríamos un aumento de la violencia y la droga si disminuía el estado, y habría una mayor distancia entre ricos y pobres, aumentaría la pobreza extrema porque el modelo del neoliberalismo estaba cimentado en el egoísmo. No hizo falta esperar 30 años para verlo. (vídeo sobre las ideas de Olof Palme).

En la típica visita por la ciudad, la guia me comentó que la tumba de Olof se encontraba en el jardín de una iglesia muy cercana al hotel donde nos quedábamos. El último día, unos minutos antes de subir al autobús que me llevaría de camino al aeropuerto para regresar a España, me acerqué a la tumba de Olof Palme para darle las gracias.

Centenario

Estándar

Esta noche en la Casa de cultura de Guadalupe la Banda Celebra con un concierto el I Centenario de su fundación. Podría repetir aquí lo que digo todos los años: las dificultades de mantener una institución así en un pueblo alejado de todo, la falta de sensibilidad institucional en algunas ocasiones o lo que se echa en falta a los que ya no están.
Prefiero esta vez pensar en una casa de cultura repleta para acoger de nuevo a la banda en un concierto que hará un sencillo y breve repaso de lo que más ha sonado por las calles de Guadalupe a lo largo de estos 100 años:

  • Bélica, una diana que sonaba en 1902 bajo la batuta de los franciscanos y que aun solemos tocar en esas dianas con olor a resaca de cada 7 de septiembre.
  • Despiertas, una fantasía que se escuchaba en los primeros años de la banda y cuya copia se mantiene aun en los archivos musicales del Monasterio de Guadalupe.
  • La Orgía Dorada, para recordar aquellos años de la triste guerra civil en los que la banda se vio inmersa, o las subidas el día de San Fernando a la Base Militar situada en el Pico de las Villuercas.
  • Un tango típico de Jaume Texidor para rememorar los años 50: Marisa, perteneciente a las típicas “colecciones de alegrías” de la época.
  • Katiuska (pasacalles de la zarzuela de Solozábal), una zarzuela que ha sonado mucho en la banda de Guadalupe en todas sus épocas.
  • Ragón Falez de Emilio Cebrián, pasodoble taurino, de los que no faltan en los toros de agosto y prueba de sonido obligada para el concierto de ferias
  • 1492 Cristobal Colón (BSO de Vangelis), una de las primeras bandas sonoras con las que empezó a actualizar su repertorio la banda en los años 90
  • Recuerdo de un Centenario, de Cesáreo Plaza. Obra compuesta para conmemorar este primer centenario y que fue estrenada el pasado 8 de septiembre en el tradicional concierto de Ferias

Somos una banda pequeñita y sin grandes pretensiones, a años luz del CIBMV o Kerkrade, pero no lo pasamos nada mal. Esta es mi 18 Santa Cecilia como músico, así que supongo que ya soy mayor de edad para celebrarlo en las cañas del chipi después del pasacalles del sábado, aunque solo sea en recuerdo de Manolín, Cristino, el Tio Domingo, Santiago, y sobre todo, tratandose de Santa Cecilia: de mi tio Paco.