Fulanito el del Parador

Estándar

Soy de Guadalupe, un pueblo pequeño de 2000 habitantes sin grandes (ni pequeñas) fábricas o industrias. Un lugar en el que cuando veiamos por la tele las protestas por el cierre de una empresa como mucho haciamos memoria por si algún paisano de los que había emigrado andaba trabajando por ahí, pero nunca habíamos visto algo así en nuestro pueblo, eran de esas cosas que no nos afectaban.

En Guadalupe solo hay dos empresas grandes: El parador y la Hospedería del Monasterio. Habían estado ahí desde siempre, o al menos desde el siempre que los más jóvenes conocemos. Es rara la familia del pueblo que no tiene a alguien en alguno de estos lugares trabajando, y son muchos los vecinos de Guadalupe que empezaron aquí en el Parador de Turismo y ahora están repartidos por toda la geografía como camareros, cocineros o recepcionistas.

Esta semana conociamos los planes de Paradores para cerrar el nuestro durante 5 meses junto con un expediente de regulación de empleo que hará que algúnos vecinos vayan directamente a la calle, sin contar con aquellos y aquellas que iban periodicamente cuando se necesitaban refuerzos para fines de semana con bodas o grupos grandes.

Esta mañana he visto una imagen de decenas de trabajadores y vecinos del pueblo protestando delante del parador, una de esas imágenes que se suelen ver por la tele o en los periódicos, pero esta vez no era en una empresa lejana, era en lo alto de la candelera, frente a la iglesia nueva, y los trabajadores que protestaban no eran desconocidos, eran vecinos y vecinas de mi pueblo, a muchos de ellos no les conozco por el apellido, sino por “fulanito el del parador”, han ligado su vida a una empresa hasta tal punto que su apellido es el de la propia empresa.

La directora de paradores triplica el sueldo del presidente del gobierno, el resto de directivas cambiaban los audis oficiales por unos golf automáticos por simple capricho y a cuenta de la empresa, y la directora de recursos humanos de la empresa se dedica en su horario laboral a ir diariamente a misa. Pero a fulanito el del parador le dicen que se busque otro apellido porque no es rentable.

Esto es lo que sucede cuando la rentabilidad económica se relativiza tanto que se olvida por completo la rentabilidad social de una empresa pública. Pero mientras tanto seguiremos pensando que esto es una crisis económica, de números. La duda es durante cuanto tiempo seguiremos viendo como ajenas las imágenes de los EREs en empresas.

Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista.
Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro.
Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío.
Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí.

– Martin Niemoeller – (comunmente atribuída a Brecht por error)

 

Matrimonio, sin más

Estándar

Se que ayer fue un día de alivio para muchos amigos/as, compañeros/as, familiares, etc… tras la ratificación del Tribunal constitucional de la Ley que permite el matrimonio entre personas que se quieren frente al recurso del Partido Popular, pero que quieren que les diga, yo no estoy contento.

Y no porque dos personas que simplemente se quieran puedan casarse con todas las de la ley, sino por tener que haber llegado hasta aquí, porque han sido capaces de llevar el recurso hasta el final y porque la caverna mediatica ha reaccionado de la peor forma posible.

Si dos personas se quieren, ¿quien es un periódico, un político o un Obispo para negar que se puedan casar?, ¿Tan dificil es entender esto?.

Dice la gaceta que será constitucional, pero que no es matrimonio, algo así como lo que argumentaba el PP en su recurso. Será un periódico, pero no es periodismo (leía en en el facebook), y lo llamarán derecha, pero es extrema derecha y de la peor.

Lo de la Iglesia es punto y a parte. 

Respeto sus creencias y su doctrina, ellos tienen el Matrimonio como un sacramento, y me parece muy bien si no quieren admitir el matrimonio de dos personas del mismo sexo, allá ellos con su conciencia, pero que le apliquen la doctrina a sus fieles, no al resto. Que no casen homosexuales y lesbianas en sus iglesias, pero que no nos digan quien se puede o no casar en nuestros ayuntamientos o juzgados al igual que yo no pido que se legisle en el congreso de los diputados si el sexo prematrimonial es pecado venial o mortal.  ¿Tan dificil de entender es esto?. ¿O quizás es que como no son capaces de que sus fieles sigan sus doctrinas quieren que sea el estado quien las imponga?. O no aprendí nada en catequesis o no me explicaron el reglamento de “amaos los unos a los otros”.

Yo me alegro cuando se casan amigos y amigas, pero ayer no fue un día feliz porque hubo quien fue capaz de llevar hasta el final un recurso para intentar tumbar el matrimonio entre personas que se quieren. Seré feliz el día que no nos extrañe que dos hombres se casen (algo que poco a poco se va normalizando) pero sobre todo el día que dos mujeres se casen, se besen en público y no sean insultadas en plaza pública, porque hasta en cuestiones que nos acercan e igualan sigue habiendo desigualdades.

Un Candil para la OEX

Estándar

Habrá quien considere una frivolidad que con la que está cayendo en este país algunos reivindiquemos la cultura como una de esas líneas rojas que no se pueden traspasar en esa práctica tan de moda para nuestros dirigentes de hoy en día: los recortes.

En el anterior post hablaba del mundo rural y de las graves consecuencias de cerrar los PAC. Hoy traigo aquí las graves consecuencias que traería a Extremadura el cerrojazo que se le quiere dar a nuestra orquesta, a la OEx.

Monago inicio su mandato con una caza de brujas hacia Jesús Amigo, el director titular de la OEx. No paró hasta que se lo cargó.

Ahora les toca el turno a los músicos de esta joven orquesta que inició su andadura un 27 de octubre en un concierto inaugural en el Monasterio de Guadalupe. De nada les sirve al “Gobierno de Extremadura” los planes de viabilidad que los propios músicos han elaborado para su supervivencia. La “hoja de ruta” (esa forma tan particular que tienen los dirigentes de llamar a “sus soluciones”) está marcada de antemano. No quieren a la orquesta. La cultura, la música, eso de vivir de ser artista, está mal visto. Ya se sabe que los artistas suelen tener esa absurda manía de crear y pensar por si mismos.

En la última década el salto de calidad de los músicos extremeños ha sido más que notable, cada vez son más los paisanos que se han formado en nuestras escuelas de música y conservatorios y que hoy día pueden vivir de la música. Son muchos los extremeños que gracias a la apuesta que se ha hecho en los últimos años por la música en Extremadura han podido salir y vivir de ello.

Y si no se lo creen solo tienen que ver el salto de calidad que nuestras bandas (principalmente en la provincia de Badajoz con un gran apoyo de la diputación provincial, que todo hay que decirlo) han dado en los últimos años.

Si seguimos considerando la educación y la cultura como un gasto y no como una inversión es que como sociedad no hemos aprendido una mierda.

El sábado pasado en Badajoz cientos de paisanos se juntaron con los profesionales de la OEX para protestar por los planes del “Gobierno de Extremadura” haciendo lo que mejor saben hacer: tocar.

Desde aquí, un Candil para la OEX:

[vsw id=”vXX5i_qBNnY” source=”youtube” width=”420″ height=”336″ autoplay=”no”]

FIRMA EN APOYO A LA OEX

Aldeacentenera

Estándar

Pese a ser una localidad que tenía muy cerquita de Guadalupe, tardé bastante en conocer Aldeacentenera. Fue hace algunos años, cuando de la mano de Sergio fundamos allí la Agrupación local de Juventudes. Ya ha llovido, el secretario provincial de JJSS por aquellos entonces era un joven César Ramos sin entradas en la frente. Muchos de los que ahora están en juventudes no habían cambiado los dientes de leche y casi me atrevería a decir que algunos de los que acaban de entrar no habían ni nacido.

Desde el principio se notaba que aquello era un pueblo con una magia especial, de otra pasta. La casa de cultura se llamaba (y se llama) Pablo Iglesias, y en la plaza del pueblo se podía ver un Libro de hierro con una poesía en homenaje a Pablo Naranjo, el cual da nombre a unos premios que celebran anualmente en la localidad.

Kiko, su alcalde, siempre te cuenta primero cuales son los proyectos que tiene para acto seguido contar todas las cosas que han hecho últimamente, no sin dejar siempre un toque reivindicativo para su pueblo, para su comarca y para las zonas rurales de Extremadura.

Hace unas semanas les han comunicado que les cierran el PAC (Punto de Atención Continuada), que para que nos entendamos no es otra cosa sino las urgencias sanitarias del pueblo. Por lo visto, para la Junta de Extremadura el Gobierno de Extremadura, la salud de los vecinos de Aldeacentenera y alrededores no es algo rentable.

 

Y aquí es donde viene todo un ejemplo de unidad y de acción de un pueblo dispuesto a luchar por su futuro. El día que cerraban el PAC centenares de vecinos se presentaron en las puertas del mismo para impedir su cierre, hubo vecinos que hasta se metieron debajo de la ambulancia para impedir que se marchase y desde el día 1 de Junio han organizado turnos para impedir que algún funcionario del Gobierno de Extremadura pase por allí a cerrarles y tapiarles el PAC. Lo cuentan desde un grupo que han creado en Facebook. Allí se puede ver como van las jornadas y los cambios de turno. 24h al día, un pueblo entero que ha tomado el centro.

No dejan de poner pancartas por todos lados, ayer colocaron un gran lazo negro en la torre de la iglesia y este sábado organizan un concierto en solidaridad con el pueblo. Hasta hay ya voluntarios que se han ofrecido para crear un PAC autogestionado.

Mal vamos si a estas alturas empezamos a ver la sanidad o la educación como gastos. Hay cosas que no se tocan, con las que no se hace negocio. Un médico en Aldeacentenera salva vidas, luego jamás nadie podrá decir que no es rentable o sostenible.

Algunos tienen su hoja de ruta marcada, lo tienen claro: recortar en sanidad y educación para que esta sea cada vez más deficitaria y empuje al ciudadano que pueda permitirselo a tener que asistir a la sanidad o la educación privada, quedando la pública para la beneficiencia. Y cuando esto sea así, ¿que empresa querrá montar un centro de salud o un colegio en un pueblo de 800 habitantes?

Por si esto no fuese poco:

El mayor grupo empresarial de sanidad, que se está quedando con la gestión de los hospitales públicos en Madrid, Castilla la Mancha o Valencia, se llama CAPIO. Les invito a que busquen un Rato en google quien está detrás de esta empresa, igual se llevan una sorpresa que les da algunos Dolores.

Toda mi solidaridad y apoyo al pueblo de Aldeacentenera, hoy son ellos, mañana puede ser mi pueblo, pasado puede ser el centro de salud de tu barrio.

Educación

Estándar

Cuando pasamos de la “Educación para la ciudadanía” a la “Educación a base de policía” ocurren cosas como estas:

¿Que delito han cometido los jóvenes valencianos que han salido a la calle a pedir que se respete la calidad de su enseñanza pública?, ¿De verdad el mejor calificativo que podían dar desde la policía era denominar a estas dos menores como “El Enemigo”?

¿Como les explicamos a los chavales valencianos que no tienen calefacción en sus aulas, que no hay dinero para pagar el gasoil pero sí para pagar la gasolina de los Fórmula 1 de la capital de su comunidad?.

La situación es insostenible, no se que ha pasado en medio, pero he pasado de ser de la generación mimada, la generación nini y la generación mejor formada de la historia… a ser de la generación que dicen que viviremos peor que la de nuestros padres.

Lo siento, pero no lo acepto. Acepto ser de una generación que las va a pasar canutas, se que vienen tiempos duros, ya los estoy sufriendo, pero jamás aceptaré ser una generación que viva peor que la de mis padres en derechos y deberes. Los derechos sociales no cotizan en bolsa.

Menos Fórmula 1 por las calles de Valencia y más Fórmulas en las pizarras de los colegios.

Programa, programa, ¿programa?

debate
Estándar

El candidato de IU a la presidencia de la Junta de Extremadura ha dicho hoy en un debate con el candidato del PSOE ante una pregunta de un ciudadano, que no sabía que hacer con lo del turismo en Extremadura, que no le había dado tiempo a hablar con el sector, y eso ha dado pié a un pequeño debate en twitter en el que alguna gente defendía al candidato de IU porque al menos no ha mentido y ha dejado claro que no tenía ni idea de eso del turismo en Extremadura.

debate
Momento del debate. El atril que está vacío corresponde al Candidato del PP de Extremadura, que no se ha presentado

Me preocupa el alejamiento de la ciudadanía hacia la política, lo cual lleva a desconocer el verdadero significado de que un candidato a la presidencia de la Junta de Extremadura, a 20 días de unas elecciones, no tenga claro que hacer con uno de los sectores más importantes esta tierra.

La realización del programa electoral de un partido político es algo que lleva tras de sí tiempo y  participación de mucha gente, o al menos así lo es en el partido donde milito. Son meses de recogida de propuestas y evaluación de la viavilidad de las mismas, discusiones, debates internos y externos y mucho análisis para llegar a tener al final un documento en el que mostrar cual es el contrato que ofrecemos a la ciudadanía para pedir la confianza.

Lo siento, pero al candidato de IU no le hace mejor el decir que no sabe que hacer con el turismo porque no se ha reunido con el sector, su sinceridad  lo único que pone de manifiesto es una falta de conocimiento de la realidad de Extremadura, es no tener claro cual es el contrato que se le ofrece al ciudadano cuando te comprometes con él para los próximos 4 años.

¿Contratarías a un administrativo que te dice que no sabe sumar, porque no le ha dado tiempo a aprenderlo, pero que si le coges para el puesto aprenderá?. Claro que puestos ha hacerse preguntas de este estilo, al que seguro que no contratas es al candidato que no se presenta a la entrevista de trabajo.

Sentido común

Estándar

No soy jurista, ni estudiante de derecho, ni tan siquiera está entre mis planes serlo el día de mañana, pero no creo que ello me invalide para hablar de algo que no deja de ser de sentido común: la justicia.

Un sistema judicial como el español, que tan pronto aparta de la carrera judicial a un Juez como Garzón por investigar el franquismo que ilegaliza partidos que rechazan la violencia bajo la acusación de terrorismo, no deja de ser un sistema judicial “injusto”.

En estos días, en los que tanto se escucha ese dogma inquebrantable de “acatar las decisiones judiciales”, esas frases grandilocuentes basadas en el “respeto a la justicia”, a uno le da que pensar, ¿y cuando me va a respetar a mi la justicia?

*Nota: Ahora es cuando a las tipicas acusaciones de rojo, masón y separatista los voceros de la caverna incluyen también el calificativo de anarcoterrorista o similar.

No me he leído la sentencia, pero no me hace falta hacerlo para saber que en el fondo, por mucho fundamento jurídico que se le de, a las decisiones de la justicia española lo que les falta últimamente es otro fundamento, el del sentido común, o peor aun, el del sentido democrático.

En un momento en el que un país practica el terrorismo de estado y todo el mundo lo celebra, nuestra justicia se dedica a ilegalizar partidos con una trayectoria democrática sólida, que llevan años rechazando el terrorismo y la violencia. No se a donde vamos a ir a parar, pero la irresponsabilidad democrática de quienes azuzan el debate, quienes aceptan las presiones con la boca pequeña y quienes impiden que todos seamos iguales ante la ley, no es algo que me tranquilice especialmente.

Bildu no es ETA, jamás los votaría, pero quiero tener derecho a poder hacerlo.

#quetejuegas

#quetejuegas
Estándar

#quetejuegasSon tiempos difíciles, nos habíamos acostumbrado a vivir por encima de nuestras posibilidades, áticos, duplex, cochazos… y de repente la burbuja del espejismo explota, y nos damos cuenta de que el ático, el duplex, el cochazo, los cruceros y el apartamento en la playa no son nuestros. Adiós a la buena vida, bienvenida la austeridad.

Esto, que es algo que hemos visto en muchas familias a nuestro alrededor, no ha escapado tampoco a la administración pública que también ha vivido por encima de sus posibilidades y se ha creído que podíamos tener de todo en todos sitios. Y cuando todo estalla es el momento de la racionalización, de recuperar para el vocabulario diario la “austeridad”.

Son momentos de reorganizarse, de ser conscientes que hay que poner límites a los desmanes, de admitir que son tiempos difíciles, que hay que apretarse el cinturón en las casas pero también en la administración.

Llega el momento de explicar que nos habíamos pasado, que no podemos tener campos de césped en todos los pueblos, que no podemos poner piscinas climatizadas como setas o que la administración no puede construir aeropuertos en una comunidad autónoma como la extremeña, con poco más de 1 millón de habitantes.

Pero hay algunas cosas que son irrenunciables. Ajustes, austeridad y reconversiones todas las que hagan falta, pero siempre hay un límite, una raya que no podemos rebasar.

Un candidato a presidir la Junta de Extremadura despreció la semana pasada la innovación como modelo de futuro para Extremadura y compañeros suyos en otras comunidades empiezan a decir ya lo que realmente quieren: privatizar servicios públicos como la sanidad y la educación e introducir el copago como fórmula de financiación para estos servicios públicos básicos.

Y aquí es donde está la línea roja que no se puede rebasar. Primero porque el término ya es un engaño. La sanidad y educación actual no es de copago, es de pago directo, porque la pagamos todos con nuestros impuestos. ¿Quieren que la paguemos dos veces? o peor aun, ¿que entienden por dinero público?. El dinero público no es propiedad de un ente abstracto llamado administración, es dinero de todos los contribuyentes, es decir, es mi dinero, y el tuyo.

Hay líneas rojas que no nos podemos permitir rebasar, y puede que ya hayamos rebasado alguna. Es importante que la gente sepa que se juega en las próximas elecciones, es importante que sepamos que vienen tiempos difíciles en las que habrá que hacer cosas que no nos gusten, pero lo importante de verdad es que nadie caiga en la trampa de “todos son iguales”, porque no es así.

Es importante que sepamos que nos jugamos, es importante que sepas #quetejuegas