¿En que quedamos?

Estándar

Cuando los partidos políticos deciden por aclamación que fulanito sea su candidato a nosequé (caso de Guillermo Fernández Vara tras el anuncio de Ibarra de no volver a presentarse a la Junta de Extremadura) más de uno sale en tono apocalíptico diciendo aquello de “En  los partidos no hay democracia interna”.

Ahora en Madrid hay dos candidaturas para las elecciones autonómicas por parte del PSM y habrá primarias; los mismos que acusaban de falta de democracia interna al psoe ahora saltan con que esto es el corral de la pacheca, que no hay disciplina en el Psoe, eso por por no hablar de los que se sueltan del todo la coleta  y acusan a Zapatero de falta de liderazgo por no obligar a Tomás Gómez a que desista de presentar su candidatura o de dictador por preferir a Trinidad Jiménez.

Entonces, ¿en que quedamos?

Tomás Gómez y Trinidad Jiménez son ambos militantes del PSM, luego los dos tienen derecho a convencer a las bases de que su proyecto es el mejor para la comunidad de Madrid, dejemos pues, que sea el PSM y sus bases las que decidan, que la democracia tendrá sus fallos pero nunca el que la gente pueda opinar libremente fué fue uno de ellos.

Señores del Partido Popular: Lo que ustedes llaman lío, guirigai, indecisión, nosotros lo llamamos democracia: que las bases elijan. ¿Se atreven ustedes a dejar que sen las bases las que elijan a sus candidatos, o prefieren el sistema por el cual un presidente imputado se proclama él solito sin que nadie diga nada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *