Críticos de profesión: 2º parte

Estándar

Dice Disraelí que “los críticos son los hombres que han fracasado en la literatura y en las artes”, aun así, dándoles la oportunidad de mejorar futuras creaciones, ofrecemos a continuación unas nociones muy básicas de composición:

Lección nº 1: Si compones texto y música debes procurar que la estructura de los versos, la figuración rítmica y el compás estén en concordancia. Por poner un ejemplo: un motivo rítmico compuesto de tresillo de corcheas seguido de corchea con puntillo y semicorchea, si se utiliza repetidas veces tiende a escucharse como arsis y tesis en binario, o sea, que está pidiendo a gritos un compás de 2/4 empezando en anacrusa. Sería ir contra el ritmo natural utilizar, por ejemplo, un 3/4.

Lección nº 2: Si decides componer un himno, ya sea de tipo religioso, patriótico o deportivo, debes saber que es una composición cuya característica principal es que está destinada a ser cantada por el pueblo. Por tanto, un buen himno debe tener una melodía sencilla, fácil de recordar y de cantar por cualquier persona; en ningún caso debe ser pretexto para el lucimiento de un solista.

Lección nº 3: En la música vocal, las corcheas, semicorcheas, etc, tendrán los corchetes unidos sólo si pertenecen a una misma sílaba; si por el contrario, pertenecen a sílabas diferentes deben escribirse de manera separada.

Lección nº 4: Las leyes de conducción de las voces no son un capricho de los profesores de armonía, sino que son leyes extraídas del análisis de obras de los grandes compositores de música tonal. Por tanto, no es musicalmente conveniente desplazar todas las voces en una misma dirección y aún menos en movimiento paralelo; al contrario, será necesario utilizar el movimiento contrario todo lo posible para no caer en un simplista acompañamiento de acordes-bloque.

Lección nº 5: Si pretendes innovar armónicamente y acabas de descubrir el colorido que ofrece a una obra la mixtura modal, no debes utilizar reiteradamente un acorde, por ejemplo una subdominante menor (en modo mayor), pues desaparece el encanto y la sorpresa; y aun más, podría dar la impresión de que no conoces más recursos.

Si se considera necesario publicaré mas entregas del curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *