Seleccionar página

Guadalupe, 1956. Ya ha llovido desde aquel año, pero aun son muchos los guadalupenses que recuerdan aquel año como uno especial en la puebla. A ese pueblo de la comarca de las Villuercas llegaban los del cine, y con ellos un muchacho aun desconocido que luego sería un niño prodigio, y mucho más tarde un elemento de cuidado, y  mucho más tarde un asiduo a cine de barrio.

El Pequeño ruiseñor de Guadalupe

En ese año de 1956 se grabó en Guadalupe la primera película de Joselito, “El pequeño ruiseñor”.  El pasado sábado, salió el tema en una conversación con mi Tio Pepe que me contó algunas curiosidades de aquella película.  Él y “Juan el de la hospedería” salían corriendo tras un balón que tiraba Joselito en el corralón. Los trajes que utiliza la escolanía del monasterio en la película se los regalaron y por primera vez en mucho tiempo pudieron disfrutar de trajes en condiciones, con bonete incluido. También se reconoce a el Padre Íñigo, que sale tocando el órgano, que podemos ver como está en su antigua disposición con el organista de espaldas al coro.

En los siguientes vídeos he cortado las escenas que se grabaron en Guadalupe, salvo la que se ven a los niños cantando en una sala que debe estar grabada en otro lugar. En el primero se ve a Joselito entrando por la plazuela de los tres chorros y subiendo por la calle Sevilla. Las gentes que aparecen en el vídeo son del pueblo. En ellas podemos ver a Juan Poderoso (el padre de mi vecinos Javi y Mariluz) machando un caldero de cobre, y más arriba a Ángel Sierra haciendo lo propio en la puerta de su casa, donde iba mi abuelo de pequeño a aprender calderería a cambio de un bocata que luego se guardaba para que pudieran comer sus hermanos. Eran tiempos de escasez, de postguerra, de hambre y miseria. Años después mi abuelo terminaría comprando aquella casa, demostrando como al final, en ocasiones, la vida procura recompensar el trabajo y el esfuerzo. También aparece Caty peinando a un niño y  Carmina (la mujer de Antonio Tela) guardando un pájaro en una jaula.

“La fuente de Joselito”, así conocimos muchos la fuente que está situada en el claustro del monasterio, y en la que es raro el guadalupense que no tiene una foto vestido de traje regional junto a esta fuente situada en una de las esquinas.

Si reconocéis a más paisanos en los vídeos, ya sabéis, los comentarios están a vuestra disposición.

*Actualización: en los comentarios empiezan a salir más paisanos del pueblo. Gracias

Juan francisco Sanchez Encinas